Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Ornitorrincolandia.

Érase una vez un ornitorrinco llamado Combre.
Combre no sabía leer, y quería aprender.
Sus amigos se reían de él, todos excepto Mífero, su mejor amigo.
Mífero le prestó a Combre todos sus libros. Combre no sabía como decir las palabras, así que empezó a leerse y aprenderse el abecedario, empezó así:
a-b-c-d-e-f-... Aunque nos las pronunciaba muy bien...
Después de aprenderse el abecedario, empezó a aprenderse palabras básicas como:
-Papá
-Mamá
Y muchas más.
Cuando aprendió a leer, fue a la biblioteca y se compró una novela, se compró otra y otra...
Cuando se leyó todas las novelas, se convirtió en el mejor ornitorrinco que leía de ORNITORRINCOLANDIA, el país de los ornitorrincos.
·Publicó novelas y cuentos.
·Redactó miles de libros y se hizo muy famoso.
Todos los ornitorrincos le alababan.
Se convirtió en un poeta y gran escritor, y al principio no sabia leer.

 Texto escrito por Cristina Guerrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario