Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 26 de enero de 2011

El niño con mala suerte

Érase una vez, un niño que se llama Juanillo.
Iba corriendo por un sendero cuando de repente (pum) Juanillo se cae al suelo. A Juanillo le dolía la pierna un poco, pero pudo levantarse y siguió corriendo hasta que llegó al pueblo. Buscaba a sus amigos por todos los lados, pero no estaban.
Al día siguiente salió muy rápido por el sendero, hasta el pueblo. Cuando fue al sitio donde siempre juegan no estaban.
Resulta que sus amigos no podían ir porque estaban malos.
El siguiente día era peor, porque le dolía la cabeza.
Por la tarde cuando ya no le dolía, fue a comprar chuches, por casualidad se encontró a un amigo que le dijo:-” Por qué no has venido a jugar”. Juanillo le contestó: -”Porque me dolía la cabeza”.
Por suerte a Juanillo se le ocurrió jugar con su amigo. Pero resulta que el amigo tenía que estudiar.
A la mañana siguiente Juanillo salió un poco retrasado por ir a comprar el pan. Cuando estaba allí todos sus amigos se habían ido. Cuando Juanillo se iba vino un amigo, el amigo le preguntó a Juanillo si quería jugar con él y Juanillo le dijo: -¡claro!
Juanillo y su amigo jugaron toda la tarde.
Al final ese día Juanillo estaba contento.


A.C.M.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario